HACIA UN PRODUCTO BRUTO GEOGRÁFICO EN DOMINICANA

Probablemente una de las variables económicas que tiene un uso más generalizado es el Producto Interno Bruto (PIB). La utilizan no solo los economistas; sino los políticos, sociólogos, médicos, contadores, ingenieros, educadores, comunicadores, en fin, todo el que se refiere a la actividad económica de un país, al afirmar o negar si se estancó, creció, o disminuyó la economía.

La importancia pública que tiene el PIB no es para menos, pues por esa variable podemos saber si la riqueza de un país se elevó, si el crecimiento económico ha sido desigual, la capacidad que tiene una economía para endeudarse, para medir el nivel razonable de la cantidad de impuestos que debe tener un país, para cuantificar el grado de formalidad de la economía; así como también el grado de participación económica que tienen cada una de las demarcaciones geográficas de un país, etc.

De igual forma, el PIB provee suficiente información para diseñar políticas públicas alineadas al desarrollo, tanto las que están asociadas a reducir los niveles de pobreza como las que deben formularse atendiendo a los sectores económicos estratégicos, para reducir el desempleo, aumentar las exportaciones y suplir los bienes y servicios que requiere la población, por aquello de la aspiración de la autosuficiencia alimentaria y de servicios básicos.

Como se puede apreciar, el PIB es una variable económica que tiene una fuente casi inagotable de utilidad.

El PIB, sin ninguna dificultad puede desagregarse en términos geográficos y convertirlo en Producto Bruto Geográfico (PBG), a fin de poder ser usado con los mismos propósitos que el primero, solo que focalizado a nivel de provincia como sería el caso dominicano.

En muchos países desde hace un tiempo ya se cuantifica el PBG, incluso organismos multilaterales como la Comisión Económica Para América Latina (CEPAL) ha elaborado una metodología para su cálculo, y ello ha permitido saber el aporte económico que cada una de las demarcaciones geográficas le ha hecho al PIB de los países que la ha aplicado.

En la República Dominicana aún no se realiza el cálculo del PBG, por eso ahora no sabemos con precisión cuánto aporta Santiago, San Juan de la Maguana, Higuey, Santo Domingo, o cualquier otra provincia del país.

Como en la República Dominicana es el Banco Central quien realiza la actividad de llevar el registro y cálculo de la actividad económica del país, medido en su PIB, ese organismo público le agregaría un valor a su gestión y a la del país llevando a cabo el cálculo del PBG.

Animo al Banco Central para que en lo adelante calcule y publique el PBG; así de seguro que los ciudadanos originarios de cada provincia valorarán en su justa dimensión una decisión como la sugerida en este artículo.

De Haivanjoe NG Cortiñas

7 pensamientos en “HACIA UN PRODUCTO BRUTO GEOGRÁFICO EN DOMINICANA”

  1. Excelente exposicion, y en ella la propuesta de que se calcule el PBG por provincias. Esto sorprenderá a los ciudadanos, los empoderará, y sobre todo, dará al Estado una panoramica de lo que hay q hacer para la toma de decisiones.

    Saludos,

  2. Exclente anális, y siempre hemos estados de acuerdo con la aplicación del PBG, ya, que este sirve para conciliar a todas las fuentes de información, para dar una idea muy precisa de la estructura productiva y ecónomica del país, porque muchas veces el Banco Central no tiene una idea muy acabada , respecto de cual es la estructura ecónomica y productiva de una Provincia, ya, que , todas tienen estructuras muy variadas.

Los comentarios están cerrados.